Siempre he pensado que a veces hay que vestirse en el alma, incluso si viene de parte de los hombres, que no sabemos… no hay palabras que, si se dicen cuando se necesita, es un verdadero bálsamo para el alma!
Los que me apoyaron desde el principio, muchas gracias. Aquellos que me encontró gracioso o dolor, gracias. Pero aquellos que creyeron en mí, gracias, en particular. Se me y más fuerte!